En la capital balear, el restaurante Adrián Quetglas consigue una nueva estrella Michelin, mientras que el Simply Fosh mantiene su galardón.

 

Palma, 24 de noviembre de 2016.– Palma recibe una nueva estrella Michelin. El restaurante Adrián Quetglas ha conseguido su primera estrella y se suma, de esta manera, al restaurante Simply Fosh del chef Marc Fosh que revalida su galardón. Además, la ciudad se consolida como uno de los referentes culinarios del país gracias al trabajo de notables cocineros, entre ellos, el mallorquín Andreu Genestra, poseedor de una de las 10 estrellas Michelin de Baleares y con restaurante propio en Palma: el Restaurant Cafe Aromata.

El equipo de Adrián Quetglas, capitaneado por el bonaerense Quetglas, ofrece en su restaurante del Passeig Mallorca de la capital balear, una cocina internacional con carácter mediterráneo. Las raíces mallorquinas del cocinero salen a relucir en los dos menús que ofrece en su carta, tanto a mediodía como por la noche. Ayer, su trabajo se vio reconocido con su primera estrella Michelin.

Por su parte, Marc Fosh, renueva el galardón con su restaurante Simply Fosh, uno de los dos establecimientos del chef Marc Fosh en Palma. Como él mismo afirma, su propuesta gastronómica es “mediterránea, moderna, de producto y con un toque de autor”. La carta incluye platos innovadores, aunque también “se han adaptado algunas recetas tradicionales al estilo de nuestra cocina con una interpretación más fresca”. El entorno acompaña: el Simply Fosh se encuentra en el casco antiguo de Palma, en el Hotel Convent de la Missió, un elegante edificio del siglo XVII.

El chef mallorquín Andreu Genestra es otro de los cocineros galardonados con una estrella Michelin en la isla gracias al restaurante del Hotel Rural Predi Son Jaumell en Capdepera, sin embargo, en Palma también se pueden degustar las propuestas gastronómicas de Genestra en el Restaurant Cafe Aromata. Este establecimiento ofrece “un concepto de cocina mallorquina mediterránea enfocada a todos los paladares donde el gusto, el producto y la sencillez son la base del recetario”.

Con la nueva incorporación, la gastronomía de Palma continúa siendo un referente tanto para profesionales como para amantes de la cocina y amplía su reconocimiento como destino turístico culinario de primer orden. Y es que, como dice Marc Fosh, “Palma merece dos o tres restaurantes con estrella Michelin”.