• Los invitados al ejercicio constatan que gracias a este sistema el vino no ha modificado ni su aroma ni sabor desde que las mismas botellas fueron accedidas hace más de medio año.
 

 

La cata a ciegas con Coravin demostró la efectividad de este sistema
02 de julio de 2015.– ¿Existe alguna diferencia entre un vino servido hace siete meses y uno cuya botella acaba de ser abierta? La respuesta es sí, puesto que una vez entra en contacto con el oxígeno, el vino empieza a evolucionar y en consecuencia sus propiedades organolépticas, así como su sabor. Este proceso es inevitable aunque se utilicen algunos de los sistemas de conservación presentes en el mercado.

No obstante, si el vino fue servido usando Coravin, el sistema para acceder al vino sin descorchar la botella, el resultado es totalmente distinto y la diferencia entre el vino de ahora y el de hace siete meses es inexistente.

Este ha sido el resultado de la primera cata a ciegas organizada en España por Coravin y que contó con la participación de alguno de los expertos nacionales más destacados del sector del vino.

Las catas a ciegas, celebradas en Barcelona y Madrid, presididas por Greg Lambrecht, fundador e inventor de Coravin, y organizadas conjuntamente por el embajador de la marca en España Lucas Payà, fueron la continuación de un meticuloso proceso que empezó 7 meses atrás. En esa ocasión, también ante un exclusivo grupo de especialistas de ambas ciudades, se utilizó el sistema Coravin para extraer el vino de varias botellas, quedando estas correspondientemente firmadas y fechadas por los asistentes. A la vez, se dejaron algunas botellas de las mismas cajas sin tocar.

Recientemente se llevó a cabo la segunda fase de la demostración. Coravin volvió a convocar a los mayores expertos nacionales para que, mediante una cata a ciegas, comparasen el vino de botellas accedidas con este sistema hace más de medio año, con algunas de las botellas que no habían sido accedidas. Pese a los siete meses de diferencia entre una cata y la otra, ninguno de los expertos fue capaz de diferenciar variación alguna en el vino.

Una nueva manera de consumir vino
La cata ciegas sirvió para demostrar la eficiencia del sistema Coravin, una tecnología revolucionaria que está cambiando la manera en que el vino se consume tanto a nivel personal como profesional. Así, gracias a Coravin los amantes del vino pueden disfrutar del contenido de diversas botellas de forma seguida y preservar el resto del vino no consumido para repetir la cata tantas veces como se quiera. De este modo se pueden disfrutar de múltiples vinos en una misma cata sin desperdiciar.

Los restaurantes son también los grandes beneficiados de este sistema, un hecho que demuestra que muchos de los mejores sumilleres del mundo ya usan Coravin. Y es que el sistema ofrece la posibilidad de servir vino por copas, hecho que supone un notable ahorro ya que se pueden guardar aquellas botellas que no han sido consumidas en su totalidad.

Finalmente, las bodegas y tiendas son también grandes beneficias de este sistema, ya que, entre otras posibilidades, pueden ofrecer una copa de vino a sus potenciales clientes para ayudarles a decidir sobre su compra.

Fácil de usar
El sistema Coravin tiene un funcionamiento muy sencillo: el sistema de acceso inserta una aguja de acero inoxidable recubierta de teflón de un diámetro muy reducido a través del corcho. Una vez dentro, el sistema Coravin inserta un gas noble –argón– en su interior, presurizando el vino. Esto permite, por un lado, servir el vino de la botella y por el otro, al no descorchar la botella, que el vino siga evolucionando como si nunca hubiera sido abierto.

Coravin fue creado en 2013 y desde entonces ya ha expandido su presencia a más de 500 tiendas en Holanda, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Irlanda, España, etc. así como en Estados Unidos, su país de origen. Este revolucionario invento, que está cambiando la manera de consumir el vino, ha vendido ya más de 70.000 unidades. En los planes de la compañía está introducirse en Asia durante los próximos meses e incrementar su presencia en Europa.

Coravin obtuvo en febrero el premio al diseño y a la innovación tecnológica que patrocina IFEMA en el marco de Madridfusión. Este galardón reconoce a Coravin como uno de los productos más revolucionarios jamás inventados en el sector del vino.