• Los primeros meses del año 2016 muestran un aumento en el empleo y en el número de pernoctaciones en Salou, Cambrils y Vila-seca La Pineda.

  • Este año, los hoteles de la Costa Daurada han invertido 35 millones de euros en renovación de sus instalaciones, y 15 millones por parte de los Campings.

  • El territorio presenta su campaña de verano titulada Sabores de verano, que busca presentar el destino de una forma fresca.

  • La zona es uno de los destinos más importantes en Cataluña con respecto al turismo familiar y muchos de sus municipios cuentan con el certificado de Destino de Turismo Familiar otorgado por la Agencia Catalana de Turismo

Barcelona, 14 de junio de 2016. – Representantes del sector turístico de la Costa Dorada han presentado hoy un balance de los primeros meses del año 2016 y han compartido sus previsiones para la temporada de verano que está a punto de arrancar.

Así, según datos suministrados por el Observatorio del Parque Científico y Tecnológico de Turismo y Ocio de Cataluña la tendencia en los cinco primeros meses de 2016 es de crecimiento. La ocupación en los establecimientos hoteleros de Salou, Cambrils y La Pineda ha aumentado, de 44.3% del 2015 al 46.7% en 2016, al igual que lo han hecho las pernoctaciones (los primeros meses se han registrado 4.576.580 pernoctaciones (datos globales de Costa Dorada), un 9% más que el mismo periodo de 2015).

En cuanto a los mercados emisores en los primeros cinco meses del año, la Costa Daurada centro (Salou, Cambrils y La Pineda) ha recibido un 51.2% de visitantes provenientes de España y un 48.8% extranjeros. De estos, Gran Bretaña y Francia siguen siendo los mercados emisores más importantes.

Situada a poco más de una hora en coche de Barcelona, la Costa Daurada es uno de los destinos turísticos preferidos en Cataluña y España. Entre todos los visitantes que llegaron a la zona el pasado verano, un 26,3% eran catalanes, un 31,9% eran de España y el 41,8% eran extranjeros. En cuanto al origen de los visitantes catalanes en la zona, el público proveniente de Barcelona es el más numeroso. Le sigue el público de Lleida, Tarragona y Girona.

Buenas previsiones para 2016

Para la temporada de verano 2016, los representantes del sector turístico de la Costa Daurada han mostrado su confianza en que los datos de visitantes superen las del año pasado. Según explicaron, las previsiones de ocupación para este año son mejores, tal y como indican las asociaciones de hoteles, campings y apartamentos turísticos de la Costa Dorada, que al mismo tiempo han querido mantener una actitud prudente.

Respecto a las plazas hoteleras, se observa un incremento de aquellos mercados que suelen comprar con más antelación como son el británico, el irlandés y el belga, según explica Xavier Roig, presidente de la Asociación Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda.

En cuanto a los apartamentos, Quim Cristià, secretario de la Asociación de Apartamentos Turísticos de la Costa Daurada, “se prevé que la temporada alta -de mediados de junio a primeros de septiembre-, vaya bien y los empleos sean ligeramente superiores a las de 2015. “Así, en este sector las previsiones para este año son: en julio, un 75-80% de ocupación (70% en 2015) y 90-95% en agosto (89% en 2015).

En cuanto a los campings, Berta Cabré, presidenta de la Asociación de Cámpings de Tarragona y Tierras del Ebro señala que “se espera que continúe la recuperación del mercado nacional, que ya desde 2013 recupera peso”. Sin embargo, se prevé un mantenimiento de los mercados internacionales, principalmente francés y holandés. Cabré indica que “enfocamos la temporada con los deberes hechos, con instalaciones renovadas, espectáculos, servicios, etc. Un enfoque al cliente y su satisfacción”.

A nivel general, dos factores tendrán especial importancia en la zona para este año: se prevé una recuperación del mercado nacional, gracias a la recuperación económica, y la existente inestabilidad de países competidores de España, como son Turquía, Túnez y Egipto. Este último factor hace que el mercado francés y el británico se centren mucho más en España y en la Costa Daurada, concretamente.

Promoción de temporada

El acto de hoy ha servido para presentar la campaña de marketing de calle titulada Sabores de verano. La campaña arranca este próximo viernes y consistirá en la entrega de entre 30.000 y 40.000 helados de cuatro colores y sabores, uno por cada uno de los municipios de la Costa Daurada, Salou, Cambrils, Vila-seca La Pineda, y un cuarto por PortAventura World. La acción se desarrollará hasta el próximo 3 de julio.

Inversiones para la temporada

Para la temporada 2016, los establecimientos turísticos de la Costa Dorada han realizado inversiones destinadas a mantener el nivel de los hoteles, apartamentos y campings. Así, en los últimos dos años, en todos los hoteles de la Asociación Hotelera -87 en total- y de los que 59 pertenecen a Salou se han llevado a cabo inversiones por importe de 35 millones de euros este 2016, y de 30 millones en el ejercicio de 2015. Según David Batalla, presidente de la Federación de Turismo de Tarragona, “este fenómeno de renovación comenzó hace unos años y se ha incrementado en los dos últimos con mucha intensidad. Por ello, hoy podemos decir que tenemos una oferta de alojamiento (hoteles y apartamentos) renovada, los mejores campings de Europa y un PortAventura World en constante evolución, como así lo demuestra la nueva inversión Ferrari Land que se abrirá próximamente”.

Por su parte el coste de las inversiones por parte de los 55 campings que forman parte de la Asociación de Campings de Tarragona y Tierras del Ebro se ha situado en los alrededores de los 15 millones de euros que servirán principalmente para renovar y actualizar las instalaciones en partidas como los sanitarios, las piscinas, los parques infantiles o los restaurantes.

Un destino para el turismo familiar y deportivo

La Costa Dorada es uno de los destinos más importantes en Cataluña con respecto al turismo familiar y muchos de sus municipios cuentan con el certificado de Destino de Turismo Familiar otorgado por la Agencia Catalana de Turismo de la Generalitat de Cataluña. Este sello garantiza a las familias que el municipio elegido para sus vacaciones es sensible y trabaja para garantizar que los equipamientos y servicios estén adaptados a ellas, especialmente las que viajan con niños. En la zona, los municipios de Salou, Cambrils, Vila-seca La Pineda Playa, Calafell, El Vendrell y las Montañas de Prades también tienen esta certificación.

Asimismo, en la Costa Dorada, los municipios de Salou y Cambrils disponen del certificado de Turismo Deportivo otorgado por la Generalitat de Cataluña. Esta catalogación distingue los destinos por la calidad de sus equipamientos deportivos y por la especialización del alojamiento.

Aparte de los productos familiares y deportivos, la Costa Dorada produce una fuerte atracción a los visitantes gracias a aspectos como la gastronomía (con rutas enológicos y productos propios), la cultura (con vestigios romanos y obras de algunos de los genios del modernismo), los deportes náuticos y de montaña (que incluyen vela, ciclismo y senderismo en entornos como el de la Sierra del Montsant, catalogada como Parque Natural por el importante valor de las especies naturales y vegetales que habitan, las montañas de Prades o el Bosque de Poblet).

La Costa Dorada cuenta, además, con PortAventura World, el resort más importante de Europa que en un proyecto consolidado suma la voluntad de crecer, innovar y reinventarse para sorprender siempre al visitante. En este sentido, el año 2017 está prevista la apertura de Ferrari Land, que contará con un auténtico circuito de carreras, el acelerador vertical más alto y rápido de Europa, así como de un hotel de 5 estrellas de gran lujo. Asimismo, la previsión de Barcelona World ayuda a crear nuevos alicientes para una zona que destaca por su gran oferta de ocio especialmente para el público familiar.

La FEHT, un proyecto fruto de la colaboración público-privada

La FEHT, el Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona Costa Daurada, y los Patronatos municipales de Turismo de Salou, Cambrils, y Vila-seca La Pineda trabajan de forma conjunta en la promoción turística del territorio así como de su oferta de alojamiento.