• La capital de las islas Baleares cuenta con diversos puntos que ofrecen una visión privilegiada y llena de historia de la ciudad.

Urbe mediterránea y activa todo el año, Palma ofrece algunos espacios ubicados en edificios históricos desde los que se puede divisar la ciudad. Uno de los miradores en altura más importante es el de la Catedral de Palma. Desde el 23 de abril y hasta el 31 de octubre, el emblemático edificio, protagonista indiscutible de la capital de las Baleares cuando se mira a la ciudad desde el mar, abre un año más sus terrazas al público para que conozca sus secretos en un recorrido que brinda una impresionante vista 360.

La Catedral de Mallorca, también conocida como “La Seu”, es un impresionante monumento que presenta una planta basilical de tres naves cerrada por una cabecera formada por tres ábsides. La nave central mide 43,30 metros de altura por 19,30 m. de anchura y las dos naves laterales tienen una altura de 29 metros por 10 metros de anchura. Las obras del edificio empezaron en 1229 aunque no fue hasta el principio del s. XVII cuando se dio por finalizada.

Además de pasear por las terrazas del edificio histórico el visitante puede apreciar hermosos detalles y rincones inaccesibles en otras temporadas del año, como la sala de las campanas –una  de los más grandes de Europa– y está conformada por nueve campanas góticas. De las nueve campanas, cuatro son originales del siglo XIV, las otras cinco han sido refundidas en siglos posteriores, entre ellas, la más grande, N’Aloi, con 4.670 kilogramos de peso.

Asomada sobre la muralla romana que cercaba la antigua ciudad, La Seu fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1931. Ya desde su inicio forma parte de la fachada de la zona marítima de Palma como una de las principales protagonistas donde eleva su nave gótica sobre la Bahía, ubicación privilegiada que ofrece así una de las vistas más icónicas de la isla.

Castillo de Bellver

Al oeste de Palma el Castillo de Bellver brinda impresionantes vistas a toda la bahía de Palma y gran parte del sur de la isla de Mallorca. El edificio fue construido a principios del siglo XIV y es uno de los cuatro únicos castillos en Europa con planta circular. Su ubicación, a 3 kilómetros de la ciudad y a más de 100 metros sobre el nivel de mar, ofrece a sus visitantes la posibilidad de tomar una de las mejores panorámicas de la ciudad y del Mediterráneo.

Baluard de Sant Pere

 Sobre las murallas medievales, en el centro histórico de la ciudad, se puede contemplar la bahía de Palma en todo su esplendor y que incluye una visión panorámica que incluye la Catedral de Palma de Mallorca, el casco antiguo de la ciudad y el puerto deportivo. El baluarte de Sant Pere además de su espléndida vista acoge desde 2004 la sede del Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma.

Na Burguesa

El monte de Na Burguesa se sitúa en la parte sur de la Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2011. Este mirador, ubicado a unos 22 kilómetros al este de Palma, es uno de los puntos más destacados para avistar la ciudad y toda su bahía, tanto de día como de noche.