Ibiza ofrece infinidad de posibilidades para familias con niños: explorar rincones desconocidos, practicar diversos deportes, realizar actividades de grupo con los más pequeños o hacer recorridos en barcos y trenes turísticos que permiten conocer la isla desde otro punto de vista.

Ibiza con niños en Cala Nova
Cala Nova, en Ibiza

En Ibiza se apuesta por el mercado familiar porque es un segmento para el que la isla es, en ocasiones, una gran desconocida ya que muchos no se imaginan la isla como un lugar ideal para transcurrir unas agradables vacaciones ya sea en verano o, por qué no, en otoño.

Además de numerosas playas de aguas transparentes y zonas rocosas con abundante fauna marina donde los más pequeños disfrutarán practicando snorkel (hay que recordar que las temperaturas en la isla son muy agradables en otoño y el mar aún está a una temperatura de entre 21 y 25 grados), en Ibiza se pueden realizar diversas actividades que agradarán tanto a niños como a mayores, por ejemplo: excursiones en bicicleta, a caballo o practicando senderismo, ideales para descubrir la rica fauna y flora del interior de la isla.
Otras visitas relacionadas con la naturaleza recomendadas para quien viaje con niños son: las Cuevas de Can Marça (cuevas naturales) o el Aquarium de Cap Blanc (pequeño acuario natural en el interior de una cueva, que sirve también de centro de recuperación de animales acuáticos).

Ibiza también posee una gran oferta cultural que puede ser disfrutada por los niños mediante visitas al Centro de Interpretación de Madina Yabisa, que permite conocer la historia de la isla gracias a tecnología audiovisual; visitas a los baluartes renacentistas museizados donde probarse armaduras y cascos (dentro del recinto amurallado de Ibiza, Dalt Vila, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999) o las visitas teatralizadas por Dalt Vila, entretenidos recorridos que muestran cómo era la vida en la isla en el siglo XVI.

Otra de las actividades clásicas en Ibiza es recorrer sus mercadillos hippies o de segunda mano, donde se encuentran todo tipo de objetos curiosos y juguetes para los más pequeños (Mercadillos de Las Dalias, Cala Llenya o Sant Jordi). Además, la isla cuenta con una oferta de servicios lúdicos adecuada para niños de todas las edades: boleras, centros de karting, parques de juegos infantiles, etc.

Ibiza es una isla donde los más pequeños y sus familias siempre encontrarán algo que hacer.