Del 1 al 30 de junio se celebran las XVI Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado en Aranda de Duero

Aranda de Duero, 30 de mayo de 2016.- El turismo gastronómico es uno de los pilares de la Ruta del Vino Ribera del Duero. Platos como el lechazo asado o las chuletas de cordero unen e identifican al territorio, aunque no todo es sentarse delante de una mesa. Además de comer, este tipo de turismo ofrece experiencias que incluyen visitas a mercados y tiendas de productos locales, fiestas populares o jornadas gastronómicas como las próximas XVI Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado en Aranda de Duero que se celebrarán del 1 al 30 de junio de 2016.

Durante un mes, nueve asadores de Aranda de Duero, entre los que se encuentran Asador Casa Florencio, Mesón de la Villa, Restaurante Asador el Lagar de Isilla, Mesón el Pastor, Restaurante Asador Montermoso y Restaurante Aitana, ofrecerán un menú especial a 37 euros cuyo plato principal será el cuarto de lechazo asado. Tanto el proceso de elaboración como la materia prima, certificada con la Indicación Geográfica Protegida Lechazo de Castilla y León, son fundamentales en la preparación de este plato, una receta en la que influyen numerosos factores, desde el tipo de leña utilizada hasta el uso que se haya hecho de la cazuela de barro.

Junto al lechazo, se servirá ensalada de lechuga de Medina y, como entrantes, cada asador presentará algunos platos más innovadores, entre ellos, morcilla de Aranda con pimientos naturales asados al horno de leña, cestitas dulces de riñones al Pedro Ximénez, crujiente de patata y chorizo o teja de morcilla y mermelada de pimiento asado. Los vinos D.O. Ribera del Duero maridarán la comida.

Las Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado en Aranda de Duero son uno de los números eventos gastronómicos programados a lo largo del año en La Ruta del Vino Ribera del Duero, entre los que se encuentran las Jornadas Gastronómicas Buscasetas, el Concurso de Tapas de Aranda de Duero o las Jornadas de Tapas de San Esteban de Gormaz. La gastronomía también es una pieza clave en las fiestas populares de muchas localidades de la Ruta.

Fuera de estos eventos, el visitante podrá disfrutar de productos de primera calidad como los quesos, setas, morcilla o carne de caza. Productos que, junto al lechazo, forman parte de la cultura gastronómica de la Ruta.

La Ruta forma parte de la iniciativa Enoturismo de Castilla y León, bajo la que esta comunidad está promocionando su riqueza y oferta enoturística. Cabe destacar que Castilla y León es la comunidad con más Rutas del Vino certificadas de toda España (Ribera del Duero, Arlanza, Bierzo, Cigales y Rueda). Fruto del esfuerzo realizado por las mismas y gracias al apoyo a la promoción de Enoturismo Castilla y León, la región continúa cosechando buenos datos.

Sobre la Ruta del Vino Ribera del Duero

El Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero es el organismo de promoción enoturística de la Ribera del Duero. Abarca parte de cuatro provincias: Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. Engloba a 5 asociaciones, el Consejo Regulador y 54 municipios que albergan 53 bodegas, 19 restaurantes, 25 alojamientos, 9 enotecas y comercios especializados, 3 agencias de viajes, 2 spas, bares de vinos, además de 20 museos y centros de interpretación. La Ribera del Duero se extiende por una franja de 115 kilómetros de este a oeste y cuenta con 21.000 hectáreas de viñedo plantado, con las que se embotellan cada año casi 50 millones de litros de vino. Tiene su sede en Aranda de Duero y está presidida por Miguel Ángel Gayubo.